Año 2018

all your booksEn el año 2018, en Estados Unidos y Gran Bretaña, se venderán más libros en formato digital que en formato papel, o al menos eso se desprende de un estudio de la consultora PricewaterhouseCoopers. No es novedad, la noticia ya hace semanas que corre por la red, pero como he instalado en el blog, en la columna de la izquierda (al final si leen con el móvil), una cuenta atrás anunciando el apocalipsis del papel, pues se lo explico.

Este tipo de pronósticos suelen tener una utilidad marginal: si se cumplen, prácticamente nadie recuerda qué, cómo y cuándo se dijo que pasaría lo que pasa; si no se cumplen, siempre se podrá publicar un nuevo estudio explicando porqué mañana no ha sucedido lo que ayer se predijo que pasaría hoy.

Apuestas a parte, que se aceptan siempre y cuando se salden en una buena mesa, en este caso hay algo que creo debe tenerse en cuenta. ¿Es el libro electrónico un fenómeno anglosajón? En opinión de @JulietaLionetti es posible que así sea y, si damos por buenas las proyecciones de ventas del estudio en cuestión, deberíamos darle la razón.

ventas e-book

ventas ebook 2018

Que se vendan más o menos unidades en formato electrónico no deja de ser un detalle anecdótico. Ahora bien, si realmente existe una tendencia divergente en el consumo de libros digitales entre el mundo anglosajón y el resto del mundo, es posible que nos encontremos en un punto de inflexión por lo que a la edición digital se refiere.

La publicación tradicional, tanto de libros como de música, películas o videojuegos consistía en comercializar volúmenes físicos, por lo que, principalmente, las fronteras eran territoriales. De ahí procede la absurda herencia de las zonas de visionado en los DVD, los códigos de localización y la regionalización de las tiendas virtuales.

crecepelo
Ud. no puede comprar en McGuffin.com, por favor diríjase a McGuffin.es

Con la llegada de Internet y el comercio electrónico las fronteras físicas desaparecen y ya sólo nos quedan las idiomáticas y las culturales para disfrutar de alguno de estos bienes. Lo demás son gratuitos intentos de trasladar las trabas y las burocracias del mundo físico al digital, aunque con una consecuencia inesperada: los usuarios aprendieron idiomas.

Si quisiéramos provocar al personal diríamos que la cultura digital de una gran parte de editores, productores y legisladores tiende a cero, pero lo que realmente queremos decir es que tienen dificultades para entender cómo se desenvuelven los usuarios —¡sus clientes!— en el medio digital.

Cuando los productores de las series de televisión de mayor éxito insistieron en mantener las emisiones diferidas y dividieron el mundo en zonas de emisión para mantener la regionalización, estaban pensando en mantener el viejo modelo de comerciar. Esto consiste, fundamentalmente, en negociar la venta de las emisiones a cadenas de televisión, los lanzamientos en DVD y la cesión de los derechos de imagen de las estrellas de la pequeña pantalla en interesantes contratos publicitarios.

Naturalmente no sólo no lograron impedir que los seguidores vieran las series sino que además les empujaron a aprender inglés, porque como aún no se habían doblado…

Borg
Resistance is futile

Pese a la resistencia (inútil) que ofrecían, los señores de la TV han sido asimilados. Cadenas como HBO ya ofrecen para toda Iberoamérica estrenos simultaneos por internet de series como Game of Thrones. En España, Canal + la ofrece con un “retraso” de una semana, el tiempo que tardan en doblarla.

Con la literatura, no lo duden, sucede(rá) lo mismo: si los libros no se hallan disponibles en las tiendas digitales se obtienen por otros medios; si no se hallan en el mercado local se obtienen en el internacional y si los editores no adoptan las nuevas tecnologías y nuevas formas de publicación, los consumidores se desplazarán al mercado que las oferte.

Si además ese mercado se halla en el mundo anglosajón con más razón todavía. No nos dejemos engañar por los informes PISA, el nivel de inglés de los nativos digitales que consumen bienes digitales es elevado: ya no precisan de traductores, dobladores o localización de videojuegos para poder disfrutar de esos productos.

¿Cómo evolucionarán la edición y la publicación digital? Obtendremos respuestas en 2018, sino antes, pero también surgirán más preguntas.

Anuncios

3 pensamientos en “Año 2018”

  1. Buena es la distinción entre mundo anglosajon y mundo europeo. Tengo una pregunta que no se, ¿Tiene el ebook un IVA del tipo máximo en el mundo anglosajon respecto a un reducido del libro en papel?.
    Siguiendo con el tema, vaticinar 2018 es pronto pero si vemos comparativas que se relacionan como son nº ejemplares vendidos en los ultimos diez años o por poner otro ejemplo muy relacionado: papel de artes gráficas vendido nos damos cuenta de una cosa y es que puede ser 2018 o más tarde pero hay una tendencia que está avisando de que se deben hacer cosas diferentes para evitar una muerte que está ya vaticinada.
    P.D: Los usuarios que no aprendieron idiomas llevan también en su móvil/ipad/ebook su google translator o una app nativa al uso asi que efectivamente el cuento de la vaca lechera se está terminando.

    Un saludo

    Me gusta

  2. Hola!

    No soy entendido en temas fiscales fuera de España. Sé que en EEUU los impuestos varian mucho en función de los Estados y en algunos, como NY por ejemplo, los libros de texto quedan exentos, pero no sabría contestar a tu pregunta. En todo caso, creo que lo que marca la diferencia es la Ley de precio fijo: es decir, su ausencia tanto en EEUU como en el RU

    Como sabrás, en España, Alemania, Italia, Francia… un libro (es decir un ISBN) debe tener el mismo precio en todas las tiendas. Aunque me cuesta, porque con el nivel de devoluciones de ejemplares que hay es absurdo, puedo entender la medida para los libros de papel y el comercio minorista.

    Ahora, cuando pasamos al eBook y al comercio electrónico, el precio fijo es un sinsentido y un lastre. Los mercados digitales son ágiles y muy dinámicos, por tanto se requieren estrategias de “pricing” que respondan a esta nueva realidad. Estrategias imposibles de llevar a cabo con rigideces en los precios.

    No digo que esta ley sea la causa, pero no ayuda en nada, y fíjate que donde menos rigideces de mercado hay (EEUU y RU) es donde más desarrollo se espera.

    Me gusta

Escribir un mensaje...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s