El micromecenazgo

También conocido como microfinanciación o crowdfunding, el micromecenazgo es un sistema de financiación colectiva que capta los fondos para financiar un proyecto a través de algún tipo de plataforma intermediaria. A cambio de una comisión, que suele establecerse en el 5% de la recaudación (gastos bancarios a parte), las plataformas de micromecenazgo gestionan pequeñas aportaciones o donaciones que realizan número indeterminado de personas.

crowdfunding
Imagen: Wikipedia

Las donaciones rara vez son a fondo perdido y lo habitual es que se propongan sistemas de recompensa. Es decir, que allí donde hayamos realizado una aportación, o bien obtendremos el producto final a un precio rebajado, o bien podemos obtener algún otro tipo de beneficio, como por ejemplo contenidos extra, merchandising exclusivo, ediciones especiales… todo en función de las cantidades aportadas.

Fiscalidad

La parte, quizá, más compleja de gestionar en un micromecenazgo es la fiscalidad aplicable. ¿Cómo tributan los ingresos que recibimos a través de una campaña de financiación colectiva? No existe una respuesta única, porque antes es necesario distinguir si el receptor es persona física o jurídica. Después también debe tenerse en cuenta en función de qué se están recibiendo estas cantidades.

En líneas generales, si recibimos cantidades monetarias sin contraprestación obligada (por ejemplo las cantidades de carácter voluntario que puede recibir el autor de un blog o página web públicos), la legislación española considera que estamos llevando a cabo una actividad de carácter lucrativo. Los incrementos patrimoniales que obtengamos a través de esta actividad, estarán sujetos al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (Ley 29/1987, de 18 de diciembre) por el concepto de donación o negocio jurídico a título gratuito e inter vivos.

Si por el contrario existiera una entrega de bienes o una prestación de servicios, se considera que el carácter de la operación ya no es lucrativo, sino oneroso, y será gravado en consecuencia:

  • Mediante el Impuesto sobre el Valor Añadido (Ley 37/1992, de 28 de diciembre), para aquellas actividades llevadas a cabo por una empresa o un profesional autónomo.
  • A través Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de septiembre), si la entrega o prestación de servicios se realiza al margen de actividades empresariales o profesionales.

De todos modos, si tenemos dudas, lo mejor es consultar siempre con un profesional.

Origen

Hoy es habitual encontrar libros en el mercado cuya edición ha sido financiada mediante micromecenazgo, pero lo cierto es que en esencia no es un sistema nuevo. En la Alemania del Siglo XVIII, la venta de libros aún no impresos mediante participaciones que ofrecían un descuento sobre el precio final de mercado, era uno de los sistemas más habituales para comercializar libros.

Las claves del éxito actual del micromecenazgo las hallamos en Internet: redes sociales, comunidades online y facilidad para realizar pagos electrónicos, son los puntales sobre los que se sostienen los sistemas de micromecenazgo. Existen numerosas plataformas y no todas están dedicadas a financiar proyectos culturales. Veamos algunos ejemplos:

Kickstarter
Una de las plataformas más conocidas. Acepta donaciones desde cualquier parte del mundo, pero sólo pueden darse de alta proyectos desde Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Holanda, Dinamarca, Suecia o Noruega. Los creadores se marcan unos objetivos económicos y establecen un plazo de entre 1 y 60 días, al final de los cuales se debe haber recaudado la cantidad solicitada.

En caso de no alcanzar el objetivo, Kickstarter no realiza cargo alguno en las cuentas o tarjetas de los donantes. Por otro lado, cuando se alcanza el objetivo y se realiza la transacción, la tarea de Kickstarter finaliza y no asume ninguna responsabilidad en la fiscalización del proyecto.

Verkami
Verkami es una iniciativa surgida en España, con una filosofía muy similar a la de Kickstarter. En principio se aceptan proyectos de cualquier parte y el plazo de recaudación se establece en un máximo de 40 días.

Patreon
A diferencia de las anteriores, Patreon no requiere disponer de un proyecto cerrado ni establece márgenes de recaudación o tiempo. Es, como habíamos dicho en un post anterior, un sistema de suscripción intermediada que nos permite recaudar por mensualidad o por creación producida.

Dragon Innovation
Tanto con Kickstarter como con Verkami puede microfinanciarse el desarrollo de todo tipo de inventos y aparatos tecnológicos. La cuestión es que realizar un prototipo es un asunto; la producción en masa otro.

Dragon Inovation nació precisamente para dar salida a proyectos de carácter tecnológico que necesiten de un proceso de producción en masa ofreciendo una plataforma de recaudación propia, asesoramiento en el desarrollo, fabricación y posterior venta del producto.

Experiment
¿Recortes en el presupuesto para investigación científica? Experiment dispone de un consejo científico que valora cada proyecto antes de aprobarlo para microfinanciarse. Los donantes reciben acceso privilegiado al resultado de las investigaciones.

Beacon Reader
Beacon Reader está centrado en el periodismo y permite apoyar financieramente tanto a individuos como a proyectos concretos. El apoyo al individuo funciona por suscripción y sólo es necesario apoyar a uno de ellos para poder acceder a los artículos de los demás. Por su parte los proyectos deben financiarse à la Kickstarter.

Anuncios

Escribir un mensaje...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s